Pasar al contenido principal

FREDICA CRITICA LA PRECIPITACIÓN DEL AYUNTAMIENTO DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA EN LA INSTALACIÓN DE LOS CARRILES BICI

FREDICA CONTRA LA IMPLANTACIÓN APRESURADA DE LOS CARRILES BICIS EN LA CIUDAD DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA.

Como pura estrategia electoralista, ha calificado el Presidente de FREDICA la instalación totalmente apresurada que está realizando el ayuntamiento de la capital grancanaria de los carriles reservados para las bicicletas.

Para el presidente de los importadores de automóviles resulta ridícula las prisas con que los actuales mandatarios de la capital grancanaria tratan de concluir la implementación de los carriles de bicicletas en la ciudad al solo objeto de tenerlo preparado para “venderlo” como un logro ante los electores de cara a la próxima e inminente cita electoral municipal.

Al margen de la viabilidad práctica de estos carriles, que están teniendo y tendrán un uso mínimo en la ciudad, la instalación de los mismos, a parte del perjudicar el desarrollo normal de tráfico estos días, se está realizando aportando materiales de pésima calidad, además con unas dimensiones y colorido que parece estar más dirigido a llamar la atención que a ser una alternativa para los ciudadanos y sobre salvaguardando la seguridad de los posibles usuarios.

Para el presidente de FREDICA la instalación precipitada de estos carriles bici se está realizando con denuncias de vecinos y taxistas entre otros colectivos, que han criticado la forma en la que el ayuntamiento ha impuesto estos carriles, eliminado aparcamientos o carriles fundamentales para la circulación.

Para el presidente de FREDICA se trata de una escenificación que recuerda un “bienvenido Mr. Marshall” en modo electoral.

El sector del automóvil no se opone al desarrollo de los carriles para bicicletas, pero opina que se está haciendo más por satisfacer intereses electoralistas que por dar alternativas reales y eficientes a los potenciales usuarios, como ignorando buscar fórmulas compatibles para todos los ciudadanos, de modo que la alternativa para unos pocos no suponga molestias y sacrificios para una mayoría.