NOTICIAS
Interés General
Nuestro Sector
Curiosidades
Agenda
 
    Portada > Noticias > Interés General >
 
   
 

PIDEN ELIMINAR UNA MEDIDA QUE ELLOS MISMOS PROPUSIERON

Los empresarios de la zona comercial de Siete Palmas, zona comercial en la parte alta de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria donde si sitúan comercios de calle junto a dos grandes centros comerciales además de constituir un núcleo residencial de importancia, están recogiendo firmas entre empresarios y vecinos con el objetivo de que por parte del ayuntamiento capitalino, se elimine gran parte de los parquímetros existentes en la zona.


Este planteamiento es curioso, pues estos mismos empresarios fueron los que en su momento solicitaron, según se informa, la implantación de este sistema de regulación de aparcamiento. Después de varios años de vigencia, han llegado a la conclusión que los resultados son precisamente los contrarios a los perseguidos.


El establecimiento de parquímetros en nuestras ciudades se está haciendo sin tener en cuenta en la mayoría de las ocasiones, el lugar donde se plantea. En este caso concreto de Siete Palmas, la instalación de este sistema derivó de la exclusión de un carril que era utilizado para aparcar para destinarlo a uso exclusivo del transporte público de guaguas municipales. Ello implicó en la larga avenida de Felo Monzón, la eliminación de cientos de aparcamientos. Si tenemos en cuenta que las guaguas pasan cada 15 o 20 minutos, el sacrificio realizado,  ha perjudicado tanto a usuarios de los comercios como a cientos de vecinos de la zona.


La realidad de muchos municipios españoles es que en muchas de las zonas comerciales converge el uso comercial como el uso residencial. La mala planificación, como es el caso de esta zona de reciente construcción y rápido crecimiento (apenas 20 años de existencia), donde además se ha instalado el Estadio de Gran Canaria y el Gran Canaria Arena, es una muestra de la desastrosa política planificadora que ha desarrollado el ayuntamiento capitalino.


A la estrechez de las vías se une la inexistencia de lugares previstos de aparcamiento zonal, como la aplicación de los parquímetros de manera indiscriminada, que producen efectos perversos. Mientras que este tipo de instalaciones deberían estar pensadas para zonas eminentemente comerciales o administrativas, donde se exige una importante rotación de vehículos, en nuestro país se instalan en zonas residenciales o zona comercial-residencial obviando las necesidades y realidad de los vecinos residentes como de los usuarios puntuales.


En el caso de Canarias, se llega al extremo de instalar e
stos parquímetros en zonas de esparcimiento ciudadano como playas o parques y cobrando incluso los días festivos. Y es aquí donde entra el evidente aspecto recaudatorio y no regulatorio de los aparcamientos controlados por parquímetros.

 

 
 
 
FREDICA - Federación Regional Canaria de Empresarios Importadores y Concesionarios de Automóviles - Contactar