Pasar al contenido principal

MÁS PUNTOS DE RECARGA PÚBLICOS PARA LOS VEHÍCULOS ELÉCTRICOS EN LAS ZONAS TURÍSTICAS

 

07-02-2020 FREDICA

Esta semana, las empresas de alquiler de vehículos de Baleares han protestado frente a la intención del gobierno de Baleares de exigir que estas empresas deben tener como mínimo un dos por ciento de su flota con vehículos eléctricos en el 2020 y el 100% en 2030, conforme establece la cuestionada Ley de Transición Ecológica de esta comunidad.

Los empresarios han protestado porque señalan que no pueden comprar y luego alquilar vehículos para los que no existe una infraestructura de recarga amplia y extendida por todas las islas y, fundamentalmente, en las zonas turísticas.

Pensamos que los empresarios tienen toda la razón. Se pueden entender las razones de los políticos, pero la realidad es la que es. No se puede poner el carro delante de los caballos. En este caso, los empresarios dedicados al alquiler de vehículos no pueden ser obligados a realizar un cambio de toda su flota en diez años comenzando desde 2020, con el esfuerzo inversor que la adquisición de estos vehículos conlleva, si no disponen de la garantía de que sus clientes van a poder “recargar” sin el menor problema. El sector público no puede hacer cargar sobre el sector privado las deficiencias del sistema.

Esto que está sucediendo en Baleares es posible que ocurre en otros territorios, como puede ser el nuestro. Por ello, desde FREDICA insistimos que todo el régimen de transición en el proceso de descarbonización, que todo el sector apoya, debe hacerse en tiempos razonables, pero, sobre todo, de manera homogénea.

Si se quiere que los turistas alquilen vehículos eléctricos de forma masiva deben garantizar puntos de recarga y, como se ha dicho, si es estos clientes finales, sobre todo en las zonas turísticas.