Pasar al contenido principal

FUERTE RETROCESO DEL MERCADO DEL AUTOMÓVIL EN EL MES DE ENERO DE 2020

LA CAÍDA DEL MERCADO GENERAL ES DEL 15,25%. EL MERCADO DE TURISMOS, EL MÁS IMPORTANTE POR VOLUMEN, RETROCEDE UN 17,45%

 

Mal dato el reflejado por los datos estadísticos correspondientes al mes de enero de 2020 para el mercado automovilístico de Canarias. Aunque el mes de enero no ha sido tradicionalmente un mes destacable en cuanto a ventas, los datos de enero de 2020 son peores de lo esperado.

El mercado de turismos retrocede un 17,45 por ciento, con retroceso en prácticamente todos los canales, es decir en las ventas a particulares, las ventas a empresas y las ventas empresas de alquiler de vehículos.

El mercado de los vehículos todo terreno retrocede igualmente un 11,28% con carácter general, aunque en este mercado se crece en los canales de ventas a alquiladoras como en ventas a empresas. Sin embargo, el canal de particulares retrocede un 19,38%.

En el mercado de industriales, se producen retrocesos en el transporte ligero, en el transporte medio y en el transporte pesado.

En el mercado de las dos ruedas, el mercado de motocicletas crece un 1,15% mientras que el mercado de ciclomotores retrocede un 2,5%.

COMENTARIOS.

Aunque enero no suele ser un mes destacado en ventas, el inicio de 2020 presenta unos datos peores de lo esperado. Desde el punto de vista de FREDICA pese a que teóricamente se han despejado dudas con relación a la situación económica general, con el desenlace del Brexit, la normalización en las relaciones comerciales USA-China y la economía alemana en fase de recuperación, junto a la conformación de un gobierno en España. Sin embargo, en el caso concreto del sector del automóvil continua la incertidumbre de cómo será el mercado del automóvil y que hará el gobierno nacional respecto a la política aplicable al sector.

Para Rafael Pombriego es absolutamente necesario que por parte del Gobierno se establezca un mensaje claro. Para el dirigente de FREDICA lo lógico e ideal sería transmitir a la opinión pública por parte del Gobierno nacional, de manera absolutamente decidida, que se puede adquirir un vehículo térmico con absolutas garantías de uso y por tanto sin restricciones circulatorias.

Para ello, sería fundamental que en el periodo transitorio hasta el año 2050 no exista discriminación de ningún tipo para los usuarios de esta tipología de vehículos.

Definir con claridad esta cuestión es clave, dado que de seguir en esta impostura solo se estará generando incertidumbre con un efecto absolutamente pernicioso para el mercado, dado que, la falta generalizada de infraestructuras para los vehículos alternativos no permite al mismo tiempo desarrollar este mercado con la fuerza necesaria para suplir la caída de ventas en el mercado de los vehículos térmicos.